5 hechos de la era de los Bridgerton que no conocías

Bridgerton está causando una gran expectación y también muchas críticas, pero ya sea por su excelente ubicación en localizaciones que son patrimonio histórico y mantienen vivos los edificios o bien por qué te gusta el romance de época, no podemos negar que son un éxito.

La creación de Shonda Rimes a pesar de no pretender ser una adaptación verosímil de la Regencia si que consigue trasladar la atmósfera y sentir en muchas ocasiones, lo vemos en los colores de los vestidos, los de la comida ( muy bien recreada) y sobre todo en ese humor excéntrico que rodea la población de Lady Whistledown. Hoy veremos 5 hechos que no aparecen en la serie!

 

1. No existía la ropa interior como la conocemos hoy

Cuando vemos a la dulce Daphne de la familia Bridgerton en tonos pastel y con su tez clara, posiblemente no imaginemos que en la Era de la Regencia, no existía la ropa interior. En su lugar se llevaban unas camisas larga o camisones para estar en casa y unas polainas de tela fina las cuales solo cubrían las piernas, no las parte nobles.

 

2. Les fascinaba el helado de queso.

Por extraño que pueda parecernos hoy en día, una de las formas más comunes de consumir productos lácteos en occidente era mediante el helado y el queso. Así que, aquellos que se encontraban en buena posición económica sucumbieron a la moda del helado de queso, en concreto Parmesano.

 

3. Las piñas podridas eran fashion

Aunque en la casa de los Bridgerton, ni tan siquiera de los Featherington hemos podido encontrar esta exótica fruta como adorno, en la época de la Regencia. Debemos pensar que esta fruta procede de Sudamérica y en aquel momento estaba bajo el control de España y Portugal, por tanto ería bastante difícil importarlas de las colonias de otros países.

Es por ello que cuando tenían acceso a una de estas frutas considerada de valor por su rareza, solía ser un elemento decorativo como centro de mesa.

 

4. El asesinato era una distracción

De nuevo hemos de recordar que aquellos que vivieron durante la Regencia del Principe Jorge IV de Gales no disfrutaban de los mismos placeres que hoy en día, sobre todo en materia de distracciones y diversión.

¿Qué hacer un martes si las tareas de la casa estaban listas y no teníamos ninguna amiga con la que salir a pasear para hablar (si, si! En ese orden)?

Pues aprovechar el duelo del día o los asesinatos inminentes, saliendo rápidamente en busca de evidencias y pruebas que pudiera verificar el hecho. De hecho se conocen subastas públicas en la que los asistentes tenían especial interés por adquirir las pruebas del crimen.

 

5. Los hombres de clase alta tenían amantes

En la serie vemos una versión muy dulcificada de las formas y gustos de la época, realizado de este modo para que una audiencia de hoy en día pueda sentirse interpelada por la acción que ocurre en la Regencia. De hecho la imagen de mujer de vida fácil, se le atribuye como una doble vida a la modista Madame Delacroix.

 

Sin embargo, era común que los hombres tuvieran amantes fuera de su matrimonio, con las cuales realizaban los actos que no estaban bien vistos o que fueran más allá de procrear, ya que sus mujeres según la moral de la época, merecían un trato más casto y recatado.

Aunque, a pesar de que en la actualidad nos puede parecer que esto afectaría a la imagen del hombre, todo lo contrario este acto no manchaba el honor del hombre incluso aunque esta relación fuera lo suficientemente abierta como para que los demás la conociesen.

 

Sabiendo un poco más de las costumbres de la Regencia os dejo hoy, esperando que estéis a la caza de los gazapos o en busca de las piñas podridas!


Y eso es todo por hoy! Te invito a seguirme Deborah Fernández para seguir descubriendo curiosidades de la historia y el arte 😉